Ejercicio de la Soledad IV



Futuro

No estás
tampoco tu voz
menos la promesa,
porque implica mañana.

No estás, no estás

Debes saberlo:
aún si estuvieses hoy
no me entero,
simplemente
porque yo ya no estaré.


Foto: La Serena, agosto de 2007

No hay comentarios: