Una de tantas deudas

Sobretodo, la risa
que es como quitarle las cadenas
a las cuatro de la tarde de cada día
para mirar
como se miran los techos
con sus infinitas formas de cobijo
bajo la lluvia
o para mirarnos a la cara
bellamente deformados
con las definiciones de arrebol
y sus colores
tan a la medida de los ojos
cuando creen
y lloran
y se ilusionan
y sí, sobretodo cuando se ríen
esperanzados.

No hay comentarios: