Todavía






Todavía fuera piedra
o un mínimo de solidez
para estas manos
que no han memorizado.
              
Un signo, un despegue
aunque perezca en el lejos de la huella
que hoy cambió y que desconoce
al rostro y su mar allá en los ojos, escondido.

Un algo que atrape el todavía,
como si fuera el resto de todo lo que queda
entre la nada y el intento.

Y entonces cuestión de perspectiva
fuera querer hoy 
lo mismo que ayer se odiara.

No hay comentarios: